El hilo rojo en la muñeca: ¿Sabes qué significa?

Seguramente has visto a muchas personas (incluyéndome) portando un delgado hilo rojo en la muñeca. ¿Alguna vez te has preguntado a qué se debe?  Comparto contigo la hermosa historia que hay detrás de esta práctica:

Hoy quiero hablarte de los diferentes significados que se esconden tras el uso del hilo rojo en la muñeca. Esta es una costumbre que siguen varias tradiciones religiosas y espirituales alrededor del mundo. Te comparto algunas de las principales apreciaciones detrás de esta práctica con el fin de que no solo las conozcas, sino que también puedas descubrir si existe alguna que llegue a tu corazón y con la que puedas sentirte identificado.

En el Judaísmo y la práctica de la Kabalah (disciplina relacionada la interpretación de los libros antiguos de la Torá) el hilo rojo es una herramienta de protección, este se usa en la mano izquierda ya que esta parte del cuerpo es la que se asocia con “recibir”, de este modo, al llevarlo en la muñeca izquierda estamos protegiendo nuestro campo energético de recibir malas vibraciones y energías que son generadas por las circunstancias o personas negativas o envidiosas que hacen parte de nuestro entorno.  Dentro de las concepciones del Judaísmo y la Kabalah, el hilo rojo puedes ponértelo tu mismo.

En el Budismo Tibetano, el hilo rojo es de igual manera un mecanismo poderoso de protección para el cuerpo y el espíritu, sellando tu campo energético de las vibraciones negativas del entorno, pero esto no es todo, en realidad va más allá. La imposición del Hilo Rojo hace parte de un ritual llamado la Bendición del Agua, en la foto que te comparto puedes apreciar parte de la ceremonia, tuve la fortuna de poder disfrutar de este encuentro mágico en Camboya. El cordón rojo debe ser debe ser una fibra de lana natural y este es impuesto por un Monje, quien a través de hermosas oraciones en sánscrito realiza un ritual de bendición: El agua simboliza la instauración de las virtudes de la serenidad y la calma, al tiempo que representa un proceso de purificación de la mente, el cuerpo y el espíritu. Mediante el agua este ritual nos invita a “limpiar” y depurar nuestra mente de los pensamientos negativos y a generar a su vez, generosidad, desapego, compasión y sabiduría por nosotros y por los demás. La ceremonia termina con la bendición a través de la postura del hilo rojo en la muñeca, como una forma de decretar y ratificar que en este ser: El cuerpo, la mente y el espíritu están unidos en una infinita armonía y protegidos contra las amenazas físicas o espirituales del entorno. Algo importante es que partiendo de que el Budismo no es una religión, no es necesario que practiques la doctrina budista para acceder a esta hermosa bendición, sin importar la religión que profeses o que no profeses ninguna (como en mi caso), si dispones tu corazón y abres tu mente, podrías recibir también esta oración maravillosa.

Dejando a un lado las concepciones espirituales, si analizamos el Hilo Rojo dese un concepto mítico, en Japón existe una leyenda que reza que desde que nacemos nuestro dedo meñique está unido al de nuestra alma gemela a través de un hilo rojo que a lo largo de nuestra vida guía nuestros pasos para que encontremos a ese compañero con el cual aprenderemos y evolucionaremos. Pero va más allá de esto, se considera que este entramado de ramificaciones que se desprenden de este hilo rojo nos conecta con todas las personas a las que estamos destinadas a encontrar a lo largo de nuestra vida, bien sea porque nos ayudarán y serán maestros en nuestro camino (positivos o negativos) o porque seamos nosotros los destinados a ser parte de su proceso. Esta creencia se soporta en la existencia real de nuestra artería cubital que conecta al dedo meñique con el corazón ¿has visto que al sellar una promesa las personas entrelazan sus deditos meñiques? Si no lo sabías, esta es la verdadera razón, porqué simbólicamente se sella el pacto con el corazón.

Si dejamos a un lado Asia, en Occidente los indígenas latinoamericanos también consideraban que las pulseras o collares con cintas o cuencas de color rojo protegían sobre los efectos negativos o el “mal de ojo”, por esto en países como Venezuela, Colombia, Chile y gran parte de Centro América y el Caribe aún en la actualidad, en algunas zonas se acostumbra a atar cintas o pulseras en las muñecas izquierdas de los bebés recién nacidos.

Como puedes ver, el misterio detrás del uso de un hilo rojo en la muñeca puede tener variados significados y todos ellos son mucho más profundos de lo que posiblemente imaginabas, y sin duda, van mucho más allá de una simple moda…. Espero que lo que compartí contigo te haya resultado de interés.

Y tu:  ¿Te animarías a llevar el hilo rojo en tu muñeca, cuál sería el significado con el que más te identificarías?

Todo cariño y bendiciones de luz para ti.
Maria Elena.